Compartir

La presidenta de la  Junta Susana Díaz, ha avanzado que ya se están llevando a cabo las evaluaciones de daños de las inundaciones del 20 y 21 de octubre en Málaga y Sevilla para realizar un informe y que el Consejo de Ministros pueda cuanto antes aprobar el dictamen correspondiente poner en marcha “el sistema de ayudas y de apoyo”.

Díaz, que ha visitado zonas afectadas por el temporal en la Sierra Sur y la Campiña de Sevilla, ha detallado que durante la mañana del 22 de octubre se mantendrán sendas reuniones, en las provincias de Málaga y Sevilla, entre las subdelegaciones del Gobierno, la Junta de Andalucía y las diputaciones provinciales para “hacer una evaluación de daños”.

Los informes resultantes serán, a su vez, trasladados al Gobierno de España. Susana Díaz y el presidente, Pedro Sánchez, ya han abordado la necesidad de que, por parte del Consejo de Ministros, “cuanto antes” se apruebe el dictamen y determinar las zonas que han sufrido la catástrofe.

Además de con el presidente del Gobierno, Susana Díaz ha revelado que, en las últimas horas, ha hablado con el Rey, que le trasladó que se pondría en contacto con los municipios afectados; con los presidentes de las diputaciones, fundamentalmente de Cádiz, Sevilla y Málaga; con los alcaldes de los municipios y con el delegado del Gobierno de España en Andalucía.

Junto al “diagnóstico” de daños que va a obtenerse de las reuniones, Díaz ha expresado su preocupación por las conexiones ferroviarias Sevilla-Málaga y Sevilla-Granada, que se han visto afectadas por la caída de un puente a la altura de Osuna, por lo que ha pedido a ADIF que “cuanto antes se recupere la normalidad”.

Agradecimiento a la ciudadanía

La presidenta ha mostrado también su agradecimiento a los ciudadanos, que “en dos días tan difíciles y duros han colaborado en todo lo que se les ha pedido, manteniendo la calma y la prudencia y siguiendo las indicaciones” de las fuerzas de seguridad y los servicios de emergencia, evitando desplazamientos y salir de sus domicilios en los casos en los que se había desaconsejado.

Susana Díaz ha incidido en que han sido más de 50 los municipios afectados, algunos, como Ardales (Málaga), en los que se han rozado los 400 litros por metro cuadrado en dos horas. Continúa la afección, ha explicado, en algunas vías e infraestructuras ferroviarias y, aunque la inmensa mayoría de los colegios han vuelto a la normalidad, en algunos puntos, como Campillos o Estepona o un centro de Tebas, se han suspendido las clases durante la jornada.

Díaz ha reconocido el trabajo de los servicios de emergencia, las fuerzas de seguridad y los operarios de limpieza y ha tenido palabras de recuerdo y de homenaje para la única víctima mortal del temporal, José, un bombero de Antequera de 48 años,casado y con dos hijos, que “ha dado su vida por salvar la vida de otros”.

En situaciones como éstas, ha insistido en pedir “mucha precaución y mucha prudencia, porque quien está actuando en una catástrofe está poniendo su vida en peligro para salvar la tuya”.

Para la presidenta, ha sido “ejemplar el trabajo de coordinación de todas las instituciones, con más de 50 municipios afectados de varias provincias y con una velocidad brutal que traían los ríos y el mar”.

Susana Díaz, que desde el domingo 21 de octubre supervisa in situ las labores de rescate y recuperación de los efectos del temporal en Andalucía, ha visitado este lunes las localidades de Osuna, Aguadulce y El Rubio. Entre los puntos a los que se ha desplazado se encuentran el puente que ha sido derribado por la fuerza del agua, con la correspondiente afección a las conexiones ferroviarias, y el polideportivo de El Rubio, donde medio centenar de voluntarios se afanan en la retirada de lodo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here