Compartir

La delegación municipal de Salud ha dado a conocer la normativa a la que tendrán que acogerse las personas que realicen la tradicional matanza domiciliaria del cerdo para consumo familiar cuya campaña comenzó a principios de noviembre y se prolongará hasta el mes de marzo. El concejal, Rafael Flores, ha recordado que el Ayuntamiento de Ronda, junto a la Consejería de Sanidad a través de sus estamentos locales, llevan a cabo el control de estas matanzas, siendo en el Consistorio donde debe solicitarse el permiso oportuno para llevarlas a cabo.

Para poder realizar una matanza de estas características en el domicilio se deben seguir una serie de requisitos, ha recordado el delegado municipal, entre los que se encuentra el dar a conocer el calendario donde se va a realizar la matanza, los recursos con los que se cuenta para realizarla y se contará con la presencia de un veterinario que controle el proceso. A todo ello unir el cumplimiento de algunos requisitos como garantizar que los animales no sufrirán al ser aturdidos con los métodos regulados para ello, algo que será certificado por profesionales al efecto, quedando prohibido que los productos que se deriven de la matanza se pueden comercializar, quedando solo para uso familiar.