sábado, diciembre 4, 2021

Ronda se acerca a los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes

Leer más

Ronda se acerca a los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes
/

La alcaldesa ha hecho un llamamiento a la responsabilidad individual de todos los ciudadanos después de valorar los datos del impacto de la pandemia en el Área Sanitaria Serranía, que son claramente negativos con un importante aumento de los positivos. Ello ha provocado que Ronda se encuentre en este momento en grado de alerta 4, nivel 1, lo que supone el cierre perimetral de la ciudad, junto a las otras medidas anunciadas el viernes por el presidente de la Junta de Andalucía.  

Las cifras actuales en el Distrito Sanitario en estos momentos hablan de 361 casos, con una incidencia acumulada en los últimos 14 días es de 518 con una tasa de incidencia por cada 100.000 habitantes de 653. Actualmente hay 20 personas ingresadas en el Hospital de la Serranía, tres de ellas en UCI, lo que supone un aumento de la presión hospitalaria considerable en apenas unos días. En cuanto a Ronda, la incidencia acumulada sube hasta los 668 en los últimos 14 días lo que deja la tasa de incidencia en 827 cada 100.000 habitantes.  

La regidora ha calificado los datos de muy malos y que son fruto de una falta de responsabilidad que está provocando la subida a números importantes de las cifras de la crisis, aunque ha señalado que el brote de la residencia de las Hermanitas de los Pobres, ha ayudado en ese aumento de positivos, anunciado que desde hoy se va a medicalizar, mostrando su apoyo a todos los afectados.  

Ha insistido en que las nuevas medidas provocan que los establecimientos comerciales no esenciales deberán cerrar a las 18.00 horas, el toque de queda sigue de 22.00 a 06.00 horas, advirtiendo de que la zona está muy cerca de llegar a los 1000 casos por cada 100.000 habitantes en incidencia acumulada, lo que supondría subir un grado más en el nivel de alerta y, como consecuencia, acciones más restrictivas, en especial para el sector comercial y de la hostelería. Por ello ha pedido, de nuevo, responsabilidad ya que se detecta que el mayor número de contagios se ha producido en el ámbito ‘intrafamiliar’, por lo que ha rogado que se reduzcan al mínimo las relaciones con familia y amigos. Ha dejado claro que la situación es grave por la subida muy rápida de la presión hospitalaria y que de nuestro comportamiento depende que no vaya a peor. Ha pedido evitar cualquier tipo de celebración y tener mucho cuidado para evitar que la pandemia siga extendiéndose con las consecuencias que tendrían, no solo para la salud, sino también para la economía local. Ha apelado a la necesidad de mantener un equilibrio entre la salud de todos y la economía para que la crisis no tenga más repercusión de la que ya está teniendo.  

La alcaldesa ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de todas las familias rondeñas, a cumplir las normas, a reducir al mínimo los contactos y a llevar a cabo todas las medidas que eviten agravar unas semanas que van a ser muy complicadas.  

Más artículos

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimos artículos