Compartir

Miembros de los Cuerpos de Seguridad de Ronda logran evitar que un joven se lanzara al fondo del Tajo, cuando estaba a punto de saltar.

El suceso se produjo en la madrugada del sábado cuando uno de las patrullas se encontró con un coche mal aparcado en medio del Puente Nuevo y con las llaves en su interior.

Por lo que se inició la búsqueda de su dueño, temiéndose que se pudiera tratar de un suicidio, por lo que se dirigieron a inspeccionar con linternas el fondo del Tajo por si hubiera saltado al Tajo.

Pero lo que encontraron es a un joven rondeño de 28 años subido a uno de los balcones del Puente Nuevo a punto de saltar. Por lo que inmediatamente corrieron a socorrerle, pudiendo cogerle de los pies ya que este ya había procedido a saltar, consiguiendo agarrarle y subirlo de nuevo en una acción milagrosa.