Compartir

Durante la tarde de ayer los Reyes Magos de Oriente recorrieron las calles del Barrio San Francisco.

La comitiva compuesta por cinco carrozas fue a adorar al Niño Jesús en la Iglesia del Espíritu Santo, lugar desde donde se inicio el desfile a las ocho de la tarde llegando hasta la Pila de Doña Gaspara para finalizar en el Ruedo Alameda.

Cientos de personas disfrutaron de tan particular procesión donde los séquitos de los reyes repartieron miles de caramelos, y unos personajes de cine jugaron con los niños y animaron con villancicos durante todo el recorrido.

Antes en la Plaza del Barrio San Francisco los vecinos de Ronda pudieron degustar un Gran Roscón de Reyes de 80 metros, para más de 1.600 personas donado por Ortipan, acompañado con cerca de 50 litros de chocolate, todo ello organizado por la Asociación del Barrio San Francisco y la Hermandad del Santo Entierro.