Compartir
 Vecinos de Teba y Campillos mantuvieron concentraciones este pasado sábado como protesta a la no declaración “urgente” de zona catastrófica por el Consejo de Ministros celebrado en Sevilla.
En Teba se han reunido en el interior de la Iglesia para protestar ante la la decisión de solo anunciar un estudio sobre la procedencia o no de declarar la zona como catastrófica tras las lluvias del temporal que han causado cuantiosos daños.  Su alcalde Cristóbal-Miguel Corral ha denunciado que no pueden esperar seis días a que un gabinete decida.
Mientras en Campillos se ha celebrado una asamblea informativa donde han asistido cerca de 1.500 personas, según Francisco Guerrero considera que la Junta ha salido al paso con las ayudas que se van aprobar el próximo martes para tapar las vergüenzas del Gobierno de Pedro Sánchez”, al finalizar dicha asamblea se han trasladado al pabellón del municipio y han iniciado un encierro indefinido.
Según Guerrero “El objetivo era informar de la situación a los vecinos y vecinas e invitarles a que se encierren con nosotros en señal de protesta como medida de presión por la no decisión de declarar a Campillos como zona catastrófica. No creemos en la palabra de la Junta y del Gobierno central, creeremos en los hechos cuando se produzcan. Y, por desgracia, los hechos ya van tarde. Con el tema del agua nos prometieron ayuda y aún seguimos esperando. Campillos no puede esperar, debemos tener la ayuda extraordinaria ya”, explicó el alcalde.
Además denunció la delicada situación económica que atraviesan muchas familias de la localidad: “Tenemos un pueblo colapsado, a comerciantes que necesitan abrir ya sus negocios, agricultores que necesitan ya acceder a su campos, ganaderos que necesitan ya invertir y comprar ganado para seguir subsistiendo. La economía de la localidad depende de eso y necesitamos que las administraciones, que son las que deben velar por los intereses de la ciudadanía, aporten dinero con urgencia”.
El alcalde cifró en torno a los 40 millones de euros el importe total de los daños que se han producido en Campillos, pero se mostró convencido de que el municipio volverá a ser lo que era: “Indudablemente. Somos un pueblo con coraje, entusiasmo e ilusión. Vamos a tener la fuerza necesaria para salir adelante, pero somos un pueblo de 8.600 habitantes que no puede asumir, de un día para otro, pérdidas por valor de 40 millones de euros. Porque esa es una cantidad inasumible para cualquier municipio pequeño”.
Por otro lado los alcaldes de Antequera y Valle de Abdalajís, y representantes populares de esta comarca y de Guadalteba han anunciado que se suman a las movilizaciones en protesta por la falta de respuesta de Sánchez ante “una situación sin precedentes y que deja miles de damnificados”.
 El portavoz provincial del PP de Málaga, José Ramón Carmona, ha exigido hoy al Gobierno central que “rectifique y atienda la petición de los miles de vecinos damnificados por el temporal en los municipios de Campillos, Teba, Humilladero, Ardales o la ELA antequerana de Bobadilla Estación y que hoy han protestado ante la decisión del Consejo de Ministros de no declarar como zona castastrófica estas localidades”.