Compartir

El Club de Gimnasia Rítmica AGRA ha comenzado la temporada esta semana con dos de sus gimnastas, Sonia Santos y Eva Barea, en el XV trofeo organizado por el club Miralmar de Málaga.

Este torneo es la puerta para el control de la copa Base, en el que solo se clasifican las 5 mejores gimnastas de Andalucía de cada categoría para participar en el Campeonato Nacional copa Base.

En esta ocasión la vuelta a casa ha sido sin medalla, pero ha servido para que  las gimnastas hayan roto el hielo ante un evento tan importante como lo es el próximo control.

Las deportistas del Club AGRA han conseguido buenas posiciones en el torneo, donde presentaron sus trabajos con mucha fuerza e ilusión, aunque no lograron  subir al podiúm, pero les ha servido de experiencia y tienen como meta quedar entre las cinco primeras en el control que se celebrará el próximo fin de semana en  Marbella.