Inicio Actualidad La Policía Nacional detiene a tres mujeres por estafar 76.000 euros a...

La Policía Nacional detiene a tres mujeres por estafar 76.000 euros a un vecino de Ronda mediante el timo amoroso

0
Compartir
La  Policía Nacional detiene a tres mujeres por estafar   76.000 euros a un vecino de Ronda mediante el “timo amoroso”. En el año 2013, el denunciante conoció a una mujer a través de una red social, con ella entabló una amistad que acabó en una relación sentimental.

Una vez que se ganó su confianza, la mujer comenzó a pedirle dinero con   la promesa de devolvérselo en cuanto cobrara una herencia, así consiguió que el hombre le ingresara, en un primer momento, 1.200 euros con los que arreglaría su coche averiado e iría a conocerlo.

A continuación ella desapareció y entraron en escena otras dos mujeres   -amigas de la supuesta pareja virtual- con el engaño en marcha consiguieron que el afectado pagara desde un secuestro hasta los recibos de luz, agua, notaría, abogados y servicios de ambulancia, entre otros.

La investigación se inició a finales de mayo, a raíz de la denuncia de un hombre que manifestaba haber sido víctima de una estafa. Los estafadores, con la excusa de necesitar dinero para tratamientos médicos, trámites judiciales, entre otros, y alegando que dicho dinero le sería devuelto cuando cobrasen una herencia, le habrían defraudado unos 76.000 euros.

Según las pesquisas, en el año 2013, el denunciante conoció a una mujer en una red social con la que pasó a mantener una relación de amistad. Continuaron comunicándose tanto a través de la red social como del whatsapp. Una vez que se ganó su confianza, la mujer comenzó a pedirle dinero con la promesa de devolvérselo en cuanto cobrara una herencia pendiente, de esta manera consiguió que el hombre le ingresara, en un primer momento, 1.200 euros que iba a emplear en arreglar su coche que estaba averiado e ir conocerlo -aunque nunca lo hizo-.

A continuación, cuando la relación iba viento en popa, ella desapareció y entraron en escena otras dos mujeres –supuestas amigas de la pareja virtual- que con el engaño ya en marcha consiguieron que el afectado adelantara desde el pago del “secuestro” de la supuesta pareja virtual hasta recibos de luz, agua, notaría, abogados y servicios de ambulancia, entre otros.

Tras un exhaustivo análisis por parte de los investigadores, se   logró identificar a las personas que estaban detrás de la estafa, se trataba de cuatro vecinas de Crevillent (Alicante).

Se estableció entonces un dispositivo de búsqueda que dio como resultado la localización y detención en la mencionada localidad de tres de las investigadas –la cuarta y el vehículo aún no han sido localizados- como presuntas responsables de un delito de estafa.

Tras el primer pago y desaparecer la pareja virtual, apareció en acción una segunda mujer –amiga de la primera- que informó al denunciante de los serios problemas con la justicia que tenía su amiga para seguidamente empezar a pedirle dinero con el único objetivo de evitar que entrase en prisión.

De igual modo, durante el año 2014, la misma mujer dijo al denunciante que la primera había sido secuestrada y que para pagar al secuestrador  debía hacer entrega de 10.000 euros. En esta ocasión el hombre realizó un pago en metálico de 2.000 euros y compró un coche valorado en 8.000 que, a la postre, sería entregado como pago del rescate.

Trascurrido un tiempo sin tener noticias de las dos primeras mujeres, entró en acción una tercera, una vez que puso en antecedentes al denunciante informándole de la realidad: que la primera de las mujeres quería de verdad al afectado y que por culpa de la segunda, esta se encontraba en la calle, enferma, que necesitaba tratamientos médicos motivo por el que se ponía en contacto con él, para que le ayudara a la vez que le aseguraba que todo el dinero le sería devuelto. De esta manera el hombre comenzó a realizar ingresos mensuales para el pago de distintos recibos como el del piso, la luz, el agua, ambulancia, notaría o abogados, ente otros.

Ante este tipo de casos, la Policía Nacional recomienda actuar con “desconfianza racional” y sentido común en el mundo online para prevenir y evitar ser víctima de estafas, fraudes o timos.