sábado, diciembre 4, 2021

La Noria transformará un espacio en desuso en Cortes de la Frontera en un centro de innovación multidisciplinar

Leer más

El centro de innovación social La Noria de la Diputación de Málaga junto a la Asociación Amigos de Europa ha presentado hoy el proyecto que llevará a cabo la recuperación de un espacio en desuso ubicado en Cortes de la Frontera para su recuperación y puesta en valor como centro de innovación multidisciplinar para la Serranía de Ronda. El proyecto ‘La Corte 2.0’ se enmarca en el convenio de colaboración entre la Diputación de Málaga y la Fundación “la Caixa”, y cuenta con el respaldo del Ayuntamiento de Cortes de la Frontera.

El objetivo es convertir las instalaciones en un punto de encuentro de entidades sociales, un espacio para la innovación social, la formación multidisciplinar y el desarrollo profesional, del que se beneficien y formen parte la población, en mayor parte jóvenes y mujeres del medio rural, y comercios de Cortes de la Frontera y de la comarca de la Serranía de Ronda.

La vicepresidenta cuarta y diputada de Innovación Social y Atención al Despoblamiento, Natacha Rivas, ha visitado esta mañana el espacio y ha explicado que “se trata de una apuesta decidida de la Diputación por apoyar a los municipios en la recuperación y puesta en valor de su entorno”. Además, “este proyecto es un claro ejemplo de innovación social por la reconversión de un espacio sin uso que será destinado a otros fines con un mayor impacto social. Se trata de una segunda oportunidad, un reto que ha sido abordado desde otra óptica gracias a los nuevos mecanismos y herramientas que ofrece la innovación social y a la alianza entre diferentes entidades, pública, privada y social”, ha destacado Rivas. Durante la visita también le ha acompañado el presidente de la Asociación Amigos de Europa, Javier Morales, y el alcalde de Cortes de la Frontera, José Damián García.

El espacio en cuestión fue construido como camping, llamado ‘Las Camaretas’, aunque no llegó a funcionar como espacio hostelero, unas instalaciones que llevan sin utilizarse desde hace más de 20 años. En su momento funcionó como espacio a beneficio del pueblo, sin embargo, según cuenta Javier Morales, presidente de la Asociación Amigos de Europa, “al ser de titularidad municipal y no ser rentable económicamente, el espacio se ha ido deteriorando a falta de interesados en regentarlo y la falta de recursos económicos del consistorio para una explotación directa”.

Además, el proyecto busca crear en el espacio un centro de trabajo para los denominados ‘nómadas digitales’, un lugar en el que se pueda acoger a trabajadores de todo el mundo a cambio de alojamiento y puedan contribuir a la modernización y desarrollo de las empresas de la zona estableciendo acuerdos de colaboración. Las competencias digitales de los nómadas digitales serían el complemento para el desarrollo de empresas y autónomos de la comarca.  De esta forma, el espacio se convertiría en un espacio de coworking y networking entre empresarios locales y nómadas digitales.

En ‘La Corte 2.0’ también tendrían cabida las entidades del tercer sector que encontrarán en ellas un lugar a un precio asequible para poner en marcha sus iniciativas, todo ello con el objetivo de lograr la sostenibilidad económica del espacio y con el beneficio de que los habitantes de los pueblos de la comarca puedan participar de dichas actividades.

Más artículos

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimos artículos