Inicio Ronda La Guardia Civil y la Policía Nacional rescatan a un senderista extraviado

La Guardia Civil y la Policía Nacional rescatan a un senderista extraviado

0
Compartir

Rescatado en Ronda un senderista que se había perdido en un paraje natural de difícil acceso al caer la noche. Tras una intensa búsqueda en una zona abrupta, los agentes lo localizaron, de 43 años, en buenas condiciones de salud en las inmediaciones de un arroyo.

En un operativo conjunto agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han rescatado en Ronda (Málaga) a un hombre de 43 años que se había perdido en un paraje natural de difícil acceso al caer la noche cuando realizaba senderismo.

Tras una intensa batida en una zona abrupta, los agentes localizaron a la persona extraviada en buenas condiciones de salud en las inmediaciones del Arroyo de la Ventilla.

Los hechos tuvieron lugar el pasado día 10 de julio. En torno a las 22:30 horas, una mujer alertaba a la Sala del O91 de que su marido se había perdido en la montaña.

Al lugar se desplazaron tres Policías Nacionales de la Comisaría de Ronda así como una dotación de la Guardia Civil de la Compañía de Ronda que también habían sido alertados por el Centro Operativo de Servicios (COS).

Se estableció entonces un dispositivo de búsqueda por tierra integrado por agentes de ambos cuerpos, dando comienzo dos batidas, concretamente, desde el Puente de la Ventilla hacia Arriate y viceversa. Finalmente, en el punto en que ambos equipos confluyeron, la cual es  una zona de difícil acceso, separada por el arroyo y llena de vegetación que hacían imposible llegar hasta él, era localizado y, aunque este se encontraba en la orilla contraria del arroyo en la que se hallaban los efectivos policiales, les manifestó que estaba en perfectas condiciones de salud.

Tras comprobar la imposibilidad de llegar al senderista desde ese punto, dos agentes se quedaron pendientes de él, mientras que los otros tres agentes, iniciaban una nueva marcha de más de una hora, consiguiendo llegar hasta él y evacuarlo del lugar, finalizando el servicio sobre las cuatro de la madrugada.