Compartir

El municipio de Parauta cuenta con un entorno natural privilegiado en el que, entre sus múltiples atractivos, destacan dos majestuosos monumentos naturales como son el Pinsapo de la Escalereta, situado en pleno corazón del Parque Natural Sierra de las Nieves, y la Encina Vallecillo, que se ubica en una pequeña parcela aledaña al casco urbano de la localidad y al sendero que conecta Parauta con el municipio vecino de Igualeja.

La Encina Vallecillo tiene una serie de características que la hacen un ejemplar especialmente singular, ya que se trata de un árbol de porte esbelto cuyo fuste mide 3,80 metros de circunferencia mientras que la peana supera los 10 metros. El gran perímetro de la base se debe a la presencia de las raíces descalzadas por la erosión sobre el pequeño talud donde crece este árbol. De la cruz parten cuatro ramas maestras que se elevan hasta los 17 metros de altura que sustentan una copa aparasolada. En el aspecto cultural, esta encina forma parte de la iconografía del municipio, ya que forma parte del escudo del Excelentísimo Ayuntamiento de Parauta. Mención especial requiere su increíble edad, ya que se estima que esta encina puede superar los 400 años. Además, hace alrededor de medio siglo este árbol aparecía incluido en el mapa topográfico de España como un hito con el que se indicaba el inicio o el fin de un camino. Esta imponente encina tiene también la particularidad de que la mitad de sus gruesas ramas producen bellotas dulces mientras que en la otra mitad son amargas.

Salvador Guerrero, concejal del Ayuntamiento de Parauta, ha indicado que aunque el estado de salud de la Encina Vallecillo es aceptable, también es de suma importancia conservar y mantener este monumento natural. Por lo tanto, Guerrero ha adelantado que en próximas fechas se solicitarán las autorizaciones pertinentes para realizar trabajos de saneamiento y poda selectiva de este árbol singular.

Por su parte, Blas Becerra, vecino de Parauta, ha recordado que pese a que la mayoría de las personas conocen a este árbol como “encina Valdecilla”, su verdadero nombre es Vallecillo, que procede del apellido de una familia de Parauta que habita en el municipio desde siempre, quedando en la actualidad un solo miembro que aún mantiene dicho apellido, Isabel García Vallecillo, sobrina-nieta de José Vallecillo Dumas, persona por la que empezó a conocerse la encina de forma más generalizada.

Blas Becerra ha asegurado no entender el por qué de la existencia de un árbol de tan gran tamaño en ese lugar, aunque ha reconocido que bien pudiera deberse a las características del terreno; rojizo,  tosco, muy suelto y nada pizarroso, ya que en las inmediaciones de la Encina Vallecillo también se encuentra un castaño de unas dimensiones más que considerables, el Castaño García.

Por último, desde el Ayuntamiento de Parauta se ha invitado a todos los visitantes a acudir a contemplar la Encina Vallecillo, a recorrer los bellos senderos con los que cuenta el municipio y a disfrutar de la rica gastronomía parauteña, sus festejos tradicionales y la hospitalidad de sus vecinos.