domingo, diciembre 4, 2022

Isidoro Valcárcel, Elvira Amor y Alfonso Albacete iluminan Genalguacil en la tercera edición de LUMEN

Leer más

El proyecto de arte público donde la luz es protagonista se celebró el pasado fin de semana de manera satisfactoria. Los artistas completaron sus intervenciones siguiendo el guion establecido y el Pueblo Museo ya suma nuevas piezas a su legado. “Ha sido una edición muy especial, seguiremos dando luz al mundo del arte y a los pueblos”, expresa el alcalde de Genalguacil, Miguel Ángel Herrera

Genalguacil Pueblo Museo suma una nueva edición de LUMEN y, de esa manera, aumenta su patrimonio artístico con las piezas de Isidoro Valcárcel Medina (Murcia, 1937), Elvira Amor (Madrid, 1982) y Alfonso Albacete (Málaga, 1950). Estos tres artistas pertenecientes a diferentes generaciones fueron los protagonistas durante el pasado fin de semana dentro de este proyecto de arte público coordinado por T20 Proyectos junto al Ayuntamiento de Genalguacil. El pasado sábado 8 de octubre se realizó la presentación oficial del evento en el Museo de Arte Contemporáneo, en él los vecinos y visitantes pudieron conocer a los artistas y las obras realizadas a través de una visita guiada. Este acto fue clausurado con un recital de poesía a cargo del educador y poeta, recientemente instalado en el municipio, Dwight Stewart, quien entonó tres poemas (What to do, Mother’s Day y Selfie), relacionados con el proyecto lumínico englobados bajo el nombre ‘Light of Love’.

Tres grandes artistas dejan su huella en el Pueblo Museo

Esto no es una obra de arte, sino un recuerdo de un forastero, de un visitante, de un artista”. Ese es el texto protagonista de los dibujos en papel (tamaño A4) que el artista Isidoro Valcárcel Medina, uno de los grandes maestros del arte conceptual en España, fue repartiendo durante su estancia en Genalguacil a todos las personas que se iba encontrando por las calles. Para su performance realizó 10 modelos diferentes e imprimió 50 ejemplares de cada uno, por lo que su objetivo fue distribuir los 500 a los transeúntes. “Estoy un poco harto del arte oficializado y me apetecía el arte urbano o circundante alejado de esa condición, abandono el acto de colocar una obra en un lugar y que los interesados vayan a verla, en ese sentido, el espectador no es más que una persona que pasa por la calle y se la encuentra”, expresa Valcárcel.

La abstracción de Elvira Amor, quien trabaja en un mundo de formas, ha generado un discurso idóneo para la ocasión. La joven artista ha creado una especie de sol amarillo pálido de aluminio con una forma semicircular (110x75x10cm. Esmalte sobre aluminio) que ha colocado en un muro de calle Álamos. “La pieza se construye a través de una arquitectura blanca, rodeada de un paisaje maravilloso cuyo fondo es la montaña. Esta escultura, situada a cuatro metros de altura, puede verse una vez te sumerges en el jardín de flores de la vecina Aurora, donde la arquitectura juega a favor de una pieza que contrasta con el paisaje”, explica Amor.

Por último, Alfonso Albacete, uno de los pintores más relevantes de los años 80, ha dialogado con los reflejos, las sombras y las reflexiones de la luz. Su pieza cuadrada de gran tamaño (200×200 cm. Acrílico sobre espejo) enfrenta a los dos modelos clásicos de la pintura como son el cuadro como ventana y el cuadro como espejo, siendo el espejo la realidad (la luz que entra por la ventana) y el cuadro que te asoma a un mundo (proyección en la pared produciendo una pintura). Albacete hace un guiño a la historia del arte y al valor pictórico, a la vez que juega con los reflejos que llevan a sumergirse al mito de la caverna de Platón. “En mi pieza hay situaciones paralelas, primero, la pieza de espejo tiene un serigrafiado con triangulaciones azules, un aspecto que trabajé en descripción de paisajes, como que al mirarnos parece un reflejo difuso a través de árboles. Y, segundo, el reflejo en la pared sirve para hacer perfiles, como dicen que nació el retrato antiguo sobre la sombra platónica de una persona”, matiza el pintor, cuya obra ha sido instalada en la antigua herrería de Medina

Para esta edición, como reseñan los directores de T20 proyectos y comisarios de LUMEN, Nacho Ruiz y Carolina Parra, se ha prescindido de la luz eléctrica para trabajar con la luz natural, también a modo de reivindicación, para que no exista consumo energético en unos tiempos donde el precio de la misma está disparado y afecta a los bolsillos del ciudadano. “Las piezas e intervenciones realizadas dialogan perfectamente con el entorno y no son invasivas”, manifiesta Nacho Ruiz, destacando que los tres artistas han creado una narrativa propia y han entendido muy bien esa relación con la realidad del pueblo y la naturaleza. Carolina Parra, por su parte, ha remarcado la satisfacción y felicidad causada por el resultado de esta III edición.

“Europa está mirando a Genalguacil para que se convierta en ese referente”

Además, durante los días 7, 8 y 9 de octubre, el proyecto LUMEN ha contado con la presencia de Teresa Muela, secretaria general de Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP). La secretaria ha señalado que es importante un modelo de desarrollo como el de GPM que sirva para la cohesión territorial: “Desde la federación estamos encantados de ver este nexo, un proyecto que está recibiendo un reconocimiento global”. Mudela, durante su experiencia, ha vivido en primera persona el sentimiento de pertenencia de los vecinos al proyecto y la capacidad de marcar una hoja de ruta como pueblo y modelo de negocio, además de generación de empleo. “Considero que va a ser la cuna de la innovación por la creatividad y el arte, Europa está mirando a Genalguacil para que se convierta en ese referente”, añade la secretaria de la FAMP.

Por su parte, el alcalde de Genalguacil, Miguel Ángel Herrera, ha querido subrayar que “ha sido una edición muy especial, seguiremos dando luz al mundo del arte y a los pueblos”.

Más artículos

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimos artículos