Compartir

El delegado de Obras ha informado sobre el arreglo del gran socavón que se producía en la zona trasera de Blas Infante después también del temporal. Francisco Márquez ha explicado que esta situación ha descubierto una gran sima que ha llegado a provocar la desaparición de 250 metros cúbicos del relleno del acerado en este lugar, quedando solo la cubierta de hormigón.

Una vez estudiada la situación y trasladada la infraestructura de cables que atravesaba esta calle, se ha empezado a trabajar para volver a generar el suelo que ha desaparecido. Para ello se están usando hasta 40 camiones de hormigón para rellenar el hueco y también se soterrarán los cables eléctricos y se volverán a situar el resto de infraestructura subterránea que había desaparecido. La intención es que este espacio vuelva a la normalidad en un plazo no superior a los 10-12 días.