Compartir

En la mañana de ayer ha aparecido un socavón de unos seis metros de profundidad bajo el firme de la zona de  Blas Infante, en la trasera del Parador de Turismo de Ronda.

La calle ha tenido que ser acordonada para evitar la circulación por la misma, además se da la casualidad que hace ya unos siete meses un camión de Soliarsa  quedo anclado en ese mismo lugar, este bache se arregló y se le pusieron unas planchas de hormigón, pero por las corrientes de agua ha socavado por debajo y arrastrado toda la arena dejando una sima de unos seis metros.

El suceso se descubrió tras una llamada a la Policía Local por la desaparición de una rejilla del alcantarillado, momento en el que se observó que existía un socavón de unos 4 metros de ancho y unos 6 de altura, aunque como reconocía el propio delegado de Obras Francisco Márquez esa es una valoración inicial porque la dimensión real de la sima hasta que no la analicen los técnicos no se puede saber con exactitud.

La duración de las obras tampoco se puede saber ya que es una obra compleja, y habrá que estudiar la solución que se le da, ya que tiene que ser un sustento importante para que la sima no se trague el material que se le ponga para su reparación.