Compartir

La merienda solidaria organizada por la asociación El buen Samaritano consiguió reunir a numerosa gente en la Plaza del Socorro.

En menos de cuatro horas volaron todos los bizcochos y dulces que se habían preparado para esta actividad de otoño.

Fray Jiménez ejerció de “speaker” y animaba a todo el que pasaba por el céntrico lugar a que se llevará una porción de tarta y un vaso de chocolate.

Cabe recordar que la asociación atiende a una 69 familias necesitadas a través de su economato social.