Compartir

El empresario Francisco Rivera mantuvo una reunión con la alcaldesa Teresa Valedenebro y los portavoces de los grupos municipales para solicitarles el cambio de fecha de la Goyesca.

La charla transcurrió  en un tono muy positivo, aunque no se ha llegado a ningún acuerdo de momento, de todas maneras la voluntad es seguir estudiándolo y buscar una solución que sea beneficiosa para Ronda.

Durante las dos horas que se ha alargado el encuentro, Rivera ha mostrado la necesidad de cambiar la fecha del evento al 31 de agosto, ya que para el torero si la Goyesca quiere mantener el nivel de calidad que tiene, es necesario traer a las mejores figuras del momento, y eso no podría hacerlo el 7 de septiembre.

Venía a reconocer que una de las posibilidades sería que la corrida Goyesca fuera el 31 de agosto y la feria el 7 de septiembre como esta anunciada, de este modo habría dos grandes fines de semana en Ronda. Uno con la novillada, la Goyesca y los rejones, y el siguiente con la Feria de Pedro Romero.

Fran Rivera declaraba a la salida del encuentro que “he venido a plantear un problema que tengo desde hace ya tiempo, y que para que Ronda, tenga la Goyesca que merece, hay que cambiar la fecha y lo ideal este año es que fuera el 31 de agosto”. Además añadió “que para conseguir que la Goyesca siga siendo lo que es, solo hace falta que vengan las figuras del toreo, y siga trayendo la gente que trae y la categoría que tiene”. 

Por parte de los portavoces del grupo municipal ninguno ha querido hacer declaraciones.