Compartir

El delegado de Agricultura y Ganadería, Rafael Flores, participó ayer en la clausura del curso de la Escuela de Equinoterapia, cuya sede se ubica en las instalaciones municipales del Centro Ecuestre de la Dehesa del Mercadillo, donde acompañó a los alumnos y monitores de la Asociación Catalina Guerrero.

El concejal ha recordado que, gracias a la inversión municipal de 29.900 euros realizada en estas instalaciones en los últimos meses, se ha podido instalar una carpa totalmente nueva para que los jóvenes puedan realizar sus ejercicios en unas condiciones dignas. También ha querido agradecer al responsable de la asociación, Paco Bastida, y a su equipo, el magnífico trabajo que realizan con todas estas familias.