lunes, junio 27, 2022

El Vía Crucis Penitencial del Arciprestazgo ilumina el camino hacia la normalidad

Leer más

El Vía Crucis Penitencial del Arciprestazgo se ha celebrado finalmente en el interior de la Iglesia de Padre Jesús debido a la amenaza de lluvia, aunque a la hora prevista, las 22:00 horas, no llovía.

Por ese motivo se ha anunció a media tarde del Martes Santo que se iba a realizar de forma estática, y las estaciones penitenciales se iban a desarrollar en el interior del templo.

De todos modos han asistido numerosos fieles a uno de los actos más sentidos y de mayor calado religioso de la Semana Santa, además se ha vivido con gran fervor y de una forma muy emotiva.

El acto ha concluido con unas bellas palabras del Vicario  de Padre Jesús, Socorro y Santa Cecilia, Roger Roca, «Abrazamos nuestra Cruz, y la abrazamos con calma, casi con cariño, casi con cuidado, con elegancia, con delicadeza, porque es nuestra Cruz, es la nuestra, es la que Dios nos ha dado. La abrazamos casi con gratuidad, con cariño. Y a medida que vamos ascendiendo este monte, a media que vamos arrastrando nuestra Cruz hacia arriba, descubrimos que no estamos solos, que este camino no termina en el absurdo. Que este camino poco a a poco, esta siendo guiado, iluminado por unas huellas que estaban antes de nosotros, por una sangre que ha sido derramada en esas huellas y que marca nuestro camino, y si nos fijamos, descubrimos que esas huellas y esa sangre no son oscuras, sino que empiezan a brillar, empiezan a iluminar nuestro camino y el camino de la Cruz se va transformando en el camino de la Luz, y el Vía Crucis se va transformando en un Vía Lucis, y esta sangre y estas huellas son las de Cristo».

Más artículos

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimos artículos