miércoles, septiembre 28, 2022

«El Moli» logra una meritoria ovación en Villaluenga

Leer más

En la quinta novillada de clasificación de las escuelas taurinas Pedro Romero celebrada en el gaditano pueblo de Villaluenga el pasado día 31 de Julio, con el aforo limitado, se lidió una novillada de la ganadería de Chamaco que decepcionó por el pobre juego y falta de casta de los astados aunque estuvo bien presentada.

Nos defraudó totalmente su juego, destacando solamente el lidiado en segundo lugar, aunque al cuarto eral, sin saber porqué, el señor Presidente ordenó la vuelta al ruedo del novillo.

La escuela Pedro Romero debía de tomar medidas con las presidencias de las novilladas, pues las orejas se la dan los presidente, no a los que mejor lidian sino a los que traen mas seguidores que piden orejas y vociferan más, esta temporada la excepción de las presidencias, fue la de la novillada de Constantina, donde hubo un presidente que no se dejo influenciar por los gritos de los seguidores de los toreros.

Actuó en primer lugar , el alumno de la escuela del Campo de Gibraltar Alejandro Duarte que pinchó repetidas veces.

En segundo lugar actuó el alumno de la escuela de San Fernando, López Pelegrino al que sus partidarios, con la complicidad de la presidencia, le otorgaron dos orejas.

En tercer lugar actuó el alumno de la escuela de Algeciras Sergio Marchante que estuvo con ganas pero debe cuidar más la forma de poner banderillas, si quiere seguir actuando en este tercio, cortó una oreja.

En cuarto lugar actuó Víctor Barroso de la escuela portuense “La Gallocina” con el mejor eral de la tarde, cortó dos orejas . En este novillo “El Moli” realizó un buen quite por verónica rematando con una media, siendo ovacionado.

En quinto lugar actuó el novillero rondeño Juan Carlos Molina “ El Moli” que tuvo la mala suerte de encontrarse con un novillo con falta de casta y nula colaboración para realizar el toreo que lleva dentro. Lo recibió por verónica, con la muleta intento torearlo con la derecha, siendo su empeño nulo , con la izquierda lo toreó en dos tandas hasta que el novillo se afligió. Mató de estocada y de varios descabellos, siendo ovacionado.

En sexto lugar actuó el alumno de la escuela linense Víctor Serrato que con otro novillo de nulas envestidas estuvo con ganas, como mató pronto le consiguieron sus partidarios una oreja .

Más artículos

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimos artículos