Inicio Actualidad El Hospital de la Serranía de Ronda incorpora la nefrectomía por laparoscopia...

El Hospital de la Serranía de Ronda incorpora la nefrectomía por laparoscopia en su cartera de servicios

0
Compartir

El Hospital de la Serranía de Ronda del Área de Gestión Sanitaria Serranía de Málaga ha incorporado en su cartera de servicios la realización de nefrectomías radicales por laparoscopia. La incorporación de la realización de esta cirugía a través de técnica laparoscópica ha sido posible al trabajo conjunto de los Servicios de Urología y de Cirugía General y del Aparato Digestivo, adscritos a la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía General y Especialidades Quirúrgicas del centro hospitalario rondeño.

La nefrectomía radical por laparoscopia consiste en la extirpación del riñón empleando esta técnica mínimamente invasiva. La cirugía laparoscópica constituye una alternativa a la cirugía abierta tradicional que se realiza a través de pequeñas incisiones por medio de las que se introducen una cámara de vídeo y los instrumentos quirúrgicos necesarios.

Entre las ventajas que ofrece este tipo de cirugía frente a la convencional se encuentran la disminución del dolor y de las complicaciones en el postoperatorio, la menor estancia hospitalaria y la pronta recuperación del paciente.

Actividad quirúrgica.

Durante los primeros seis meses del año 2019 se han llevado a cabo un total de 2.465 intervenciones quirúrgicas en el Hospital de la Serranía de Ronda del Área de Gestión Sanitaria Serranía de Málaga, lo que supone un aumento del 3,44 % respecto al mismo periodo del año anterior. Concretamente, el 82,6 % ha tenido un carácter programado y el 17,4 % urgente. Además, del total de intervenciones quirúrgicas programadas, el 72,3 % se han realizado a través de cirugía sin ingreso (tanto cirugía menor como cirugía mayor ambulatoria), un 6 % más que el pasado 2018.

La cirugía sin ingreso reduce el tiempo de estancia del paciente en el centro sanitario al permitir volver a su domicilio tras unas horas de hospitalización. Del mismo modo, repercute positivamente en el entorno familiar puesto que produce una menor distorsión en la vida diaria al ser el paciente dado de alta una vez que se comprueba su buena evolución tras la intervención, lo que facilita el postoperatorio en el domicilio.