Compartir

La delegación de Economía del Ayuntamiento de Ronda ha presentado el borrador del presupuesto municipal para el ejercicio 2019 que será llevado la semana que viene a la comisión de Hacienda y posteriormente sometido al pleno de la Corporación municipal. El concejal de este departamento, Álvaro Carreño, ha señalado que, tras meses de trabajo por parte de los técnicos y de todas las delegaciones se ha finalizado la redacción del este documento con unas cuentas que prevén, en el capítulo de ingresos, 30,8 millones de euros, al igual que en caso de los gastos, suponiendo un aumento de casi 500.000 euros con respecto al pasado año.

Lo primero a destacar es que estas cuentas incluyen la absorción por parte de ‘Turismo de Ronda’ de la sociedad mercantil ‘Ronda, Palacio de Congresos’, quedando pendiente la disolución de la Sociedad Municipal de Comunicación que se espera, esté resuelta a principios del año que viene.

En la previsión de ingresos, que aumenta en casi 500.000 euros, resalta la importante bajada de ingresos por el IBI ya que en el pasado año se reflejaban los expedientes de regularización del catastro y que en el ejercicio 2018 suponían unos dos millones de euros. Tampoco variarán los precios, tasas ni precios públicos, destacando Carreño la congelación por tercer año consecutivo de todos estos conceptos por lo que la carga impositiva sigue descendiendo en comparación con la existente en 2016.

El concejal ha informado que sube el gasto en personal, gasto corriente, transferencias corrientes y subvenciones y el fondo de contingencia, bajando los capítulos que tienen que ver con la deuda a los bancos, el de intereses y el capital que se paga en préstamos. También desciende el capítulo de inversiones a los 700.000 euros, pero todo indica que el superávit de 2018 será superior al de 2017 por lo que se aprobarán también nuevas inversiones financieramente sostenibles durante el año que viene con esta cantidad económica, que por el momento puede rondar los siete millones de euros, aunque no todo podrá destinarse a inversiones, pero sí parte que harán posibles actuaciones importantes en los primeros meses de 2019.

En relación con el capítulo cinco, los fondos de contingencia, la subida viene determinada por la inclusión de los puestos de trabajo de la extinta APALSSED, calculando un aumento de un millón de euros sumando esté capítulo y el de personal.

En el capítulo 2 hay un aumento de 164.000 euros por aumento en gastos de mantenimiento de instalaciones y otras actuaciones. En el capítulo 3 descienden en 20.000 euros los intereses bancarios y en el 4 se incrementan 54.000 euros por la inclusión de algunas subvenciones nuevas a entidades sociales, aumentando las ayudas sociales. Se incrementa también la aportación al Consorcio contra incendios en 100.000 euros más y 40.000 euros más para el transporte urbano que ha aumentado los servicios. Por otro lado, se ha subido la partida a pagar al Patronato de Recaudación Provincial que estaba infradotada, ha explicado el edil, y llegará este año a 1,5 millones de euros. El concejal ha insistido en que el capítulo de inversiones previstas está a expensas de las que se deriven del superávit de este ejercicio, al aumentar la recaudación durante 2018, se podrán hacer inversiones de mayor calado.

Desglosando este capítulo ha destacado que se dobla la partida para los presupuestos participativos hasta los 80.000 euros, en Patrimonio Histórico se pasa a 160.000 euros que sería el aporte de cara a una subvención solicitada, pasa de 9.000 a 30.000 euros la aportación municipal a los planes de empleo, se crea una partida para el fondo de mejora de los Montes de Propios cifrada en 137.000 euros. Habrá también inversiones para modernizar la administración municipal como los 12.000 previstos para un nuevo portal web, 14.000 para copias de seguridad de digitalización o 7.000 para un sistema de información geográfica, entre otras. Habrá varias inversiones en materia educativa cercanas a los 17.000 euros y casi 30.000 euros para equipamiento audiovisual para las actividades de la delegación de Cultura. Se dedicarán 60.000 euros para arreglos en viviendas y edificios municipales, 34.000 euros para sistemas de gestión de instalaciones deportivas, 15.000 para renovación de mobiliario y 5.000 para cambiar el telón del teatro municipal.

En relación con las políticas sociales destaca Carreño la apuesta firme con un aumento de otros 30.000 euros lo que supone 80.000 euros más en ayudas sociales desde 2016, destinando el dinero de este presupuesto a aumentar la partida destinada ayudas al alquiler. También aumenta a los 10.000 euros el dinero que se destinará a la delegación de Igualdad y Mujer, las inversiones en alumbrado público con consiguiente ahorro energético, en parques y jardines, 30.000 euros en la adquisición de nuevos vehículos en la modalidad de renting y nuevo equipamiento informáticos.

Se aumenta el dinero para colectivos sociales y deportivos con la creación de nuevas subvenciones como la del Club de Patinaje de Ronda, habrá 3.000 euros para proyectos educativos que puedan presentar los centros de la ciudad y se destinarán nuevas subvenciones para asociaciones que no percibían ninguna partida municipal.

El delegado de Economía ha calificado estas cuentas como un presupuesto que aumenta la inversión en políticas sociales y culturales, refuerza el turismo y patrimonio histórico como elementos fundamentales para aumentar la riqueza en la ciudad y que aumenta las subvenciones a colectivos sociales y deportivos de la ciudad, aunque supeditados a las restricciones de la administración central, “mira de cara a la ciudadanía, tiene recursos suficientes para atender a las necesidades más importantes de la ciudad”. Ha explicado que es “el presupuesto adecuado para la ciudad en este momento y que mira al futuro con optimismo”.