Inicio Actualidad El arte vence al viento en el Festival de Cante Grande de...

El arte vence al viento en el Festival de Cante Grande de Ronda

0
Compartir

La fuerza del arte flamenco se pudo disfrutar ayer en la Alameda del Tajo en la 50 edición “Cante Grande de Ronda”, de la mano de los cantaores Pedro Cintas, Antonio Reyes, Argentina y  Macanita, junto a ellos el bailaor Cristobal García Fernández, donde dejaron momentos para el recuerdo ante un abarrotado recinto, aunque el viento también quiso tener su parte de protagonismo, pero este no consiguió enfriar a los artistas, ni a los asistentes.

La actuación estuvo dividida en dos partes, y el cantaor extremeño Pedro Cintas, actual campeón del concurso Aniya la Gitana, fue el encargado de abrir con una Soleá el festival de Cante Grande,  donde mostró todo su saber y amor por el flamenco.  Le acompaño a la guitarra uno de los fenómenos actuales de este instrumento como es el Niño Seve.

Continuo esta primera parte, el chiclanes Antonio Reyes acompañado a la guitarra por Dani de Morón con su flamenco gaditano del siglo XXI.  Dedicó una Alegría para empezar su repertorio. Consiguieron levantar los aplausos del público  en numerosas ocasiones.

El bailaor Cristobal García Fernández cerró esta primera parte, donde ya se empezaron a notar las primeras señales de que la noche se empezaba a arrugar y no por los artistas sino por un desagradable viento que fue a más. Consiguió en el tablao transmitir el alma del  flamenco y su profesionalidad.

Ya al iniciar la segunda parte el viento hizo acto de presencia dificultando en numerosas ocasiones la actuación de la cantaora onubense Argentina María López Tristancho, aunque no por ello impidió que su torrente de voz pudiera al mal tiempo y logró levantar de sus asientos al público rondeño con su magia que llegó a arrancarse y cantar a coro con la artista. Terminó su actuación con unos fandangos de su tierra.

  Para finalizar  el festival lo hizo la cantaora Tomasa Guerrero la Macanita que agradeció al público el resistir allí sentados para verla, y que “más que estar en Ronda parecía estar en Tarifa”. Vino acompañada a la guitarra por Manuel Valencia donde estos pudieron con el viento gracias a su alegría y pundonor.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here