Compartir

La Policía Nacional ha detenido en Ronda a un hombre, de 41 años y nacionalidad española, por supuestamente agredir sexualmente a una mujer horas después de contratarla como ayudante de cocina.

Según las pesquisas, el investigado habría examinado el currículum de la víctima y se habría interesado por una faceta que nada tenía que ver con la oferta de trabajo -su experiencia como masajista-.

Dada la imperiosa necesidad de trabajar de la víctima y una vez cerrado el contrato como ayudante de cocina, la perjudicada accedió a recibir en su domicilio a su jefe para darle un masaje -aludiendo aquel dolencias físicas-; allí, en su vivienda, donde el investigado la habría agredido sexualmente.

Origen de la investigación

La investigación se inició a raíz de la denuncia interpuesta por una mujer el pasado día 8 de febrero en la comisaría de Ronda.

La denunciante puso en conocimiento de los agentes que había sido víctima de una agresión sexual en su vivienda por su jefe.

Según los hechos denunciados, la mujer recibió en su domicilio a la persona que sólo horas antes la había contratado para su restaurante, al fin de darle un masaje. No obstante, una vez comenzado el masaje en una camilla en el salón de su vivienda, el investigado empezó a manosearla en contra de su voluntad y, a continuación, la agredió sexualmente -con penetración-.

En base a las diligencias realizadas, agentes de la Policía Nacional detenían -el mismo día en que la víctima interpuso la denuncia- al investigado por su presunta implicación en un delito contra la libertad sexual.

De los hechos conoce el Juzgado de Instrucción Número Tres de Ronda.