Compartir

Ronda celebró su tradicional Gran Cabalgata de Carnaval con numerosos rondeños disfrazados en la calle. Estuvo compuesta por once carrozas que partieron a las cinco de la tarde de la avenida Málaga, y  recorrieron  el centro de la ciudad hasta la Alameda del Tajo.

El buen tiempo acompañó a los participantes, donde se pudieron ver templos griegos con sus diosas, las Damas Goyescas convertidas en hadas, el Dios Momo viajaba en un bosque mágico, mientras que las reinas del carnaval desfilaron en unos carruajes tirados por un unicornio y unos caracoles, las comparsas el arrecife y las infantiles también desfilaron, y todo ellos acompañados por unos globos en forma de medusas y peces marinos del mundo del Nautilus y unos indios que amenizaron con movidas tamborradas.

Todo ello para cerrar esta noche del sábado, con las actuaciones  del cuarteto del Moreta “Brigadas Amarillas” y la chirigota Juan Carlos Aragón “Er Chele Vara”.

Y el domingo 10 se cerrará con la quema de un gigante muñeco de tres metros en la plaza de los Descalzos.