Compartir

Cartajima  adelanta su festividad al 6 octubre y celebrara la tradicional verbena en honor a su patrona, la Virgen del Rosario.

Aunque el día de la patrona es el 7 de octubre, se ha decidido adelantar al sábado la festividad con la intención de que los vecinos del pueblo que residen fuera del mismo también tengan la posibilidad de disfrutar de la fiesta.

En esta ocasión, al igual que en 2017, la Virgen “chica” saldrá en procesión en su antiguo trono, hecho que no se producía desde el año 1962 y que es posible gracias a la restauración del trono que se realizó a finales de 2016.

Según ha explicado Yolanda Benítez, técnico dinamizadora del Ayuntamiento de Cartajima, los actos organizados comenzarán a mediodía con un lanzamiento de cohetes que anunciará el inicio de la jornada festiva. Ya por la tarde, en torno a las19:00 horas tendrá lugar un pasacalles que correrá a cargo de la charanga “Solfamidos”. A continuación se celebrará la solemne misa en honor a la patrona y, a su término, alrededor de las 20:00 horas, la imagen de la Virgen del Rosario saldrá en procesión por las calles de Cartajima acompañada por multitud de vecinos del municipio y por las piezas interpretadas por la banda de música.

Una vez finalizado el desfile procesional, es habitual que los cartajimeños alarguen la celebración durante varias horas compartiendo momentos en compañía de familiares y amigos en los distintos bares y establecimientos de la localidad.

Se da la circunstancia de que en Cartajima existen dos imágenes de la Virgen del Rosario. Por un lado está la Virgen “chica”, que fue adquirida poco después de la Guerra Civil Española debido a que durante la contienda la anterior imagen fue destruida. La Virgen “chica” del Rosario salió en procesión todos los 7 de octubre desde entonces hasta el año 1962, cuando se decidió suprimir la celebración debido al enorme éxodo de cartajimeños, que en un elevado número emigraron de su localidad para buscar un futuro mejor, en muchos casos en el extranjero. Hace 16 años se tomó la determinación de recuperar la fiesta tradicional del Día de la Patrona, por lo que desde entonces la imagen de la Virgen “chica” vuelve a salir en procesión en Cartajima.

Por otro lado, la segunda imagen de la Virgen de Rosario fue adquirida en 1963 y es una réplica de la que hubo en el municipio hasta 1936. Esta Virgen recorre el pueblo a hombros de sus vecinos durante la feria, que en la década de los 60 se trasladó hasta mediados de agosto con el objetivo de que pudieran acudir a la misma más cartajimeños aprovechando el periodo vacacional. Desde entonces la feria y fiesta grande de Cartajima tiene lugar en agosto. No obstante desde el Consistorio, para evitar que se perdiera una antigua tradición, se decidió recuperar la antigua verbena y situarla el fin de semana más próximo al 7 de octubre.

Por último, Yolanda Benítez ha querido invitar a todos los cartajimeños, residentes o no en el pueblo, a acudir a la verbena popular del próximo 6 de octubre y ha animado a todas aquellas personas de otros municipios que lo deseen a acompañarlos en esta entrañable celebración.