sábado, octubre 1, 2022

Cada año se realizan más de 600 pruebas anuales de pulsioximetrías en el Hospital de Ronda

Leer más

Cada año los más de 600 niños que nacen en el Hospital de la Serranía de Ronda son sometidos a una sencilla prueba que permite salvar vidas y evitar complicaciones futuras. La pulsioximetría es una técnica médica no invasiva, no dolorosa, fácil de usar y muy fiable que permite medir de forma inmediata la saturación de oxígeno en sangre. Esta prueba se realiza en los recién nacidos, previo consentimiento de los padres, entre las 12 y 24 horas de vida en las que los resultados ya comienzan a ser fiables. La técnica consiste en tomar en mano y pie derecho la saturación de oxígeno mediante un aparato portátil pequeño y manejable llamadopulsioxímetro. Si se obtiene una diferencia de 2 o 3 puntos esto se traduce como una hipoxemia y es un dato médico potencialmente grave pues muestra falta de oxígeno e indica que el paciente podría sufrir un tipo de cardiopatía que requiere una asistencia médica urgente.

Estas cardiopatías son poco frecuentes y en el caso de la Serranía se han manifestado solo 1 o 2 casos en estos últimos 4 años según Juan Carlos García Vesga, jefe de la Unidad de Pediatría, que asegura que la técnica es útil además para detectar otras anomalías como son las del sistema respiratorio.  

El centro rondeño sigue aumentando su cartera de servicios y realiza esta prueba de forma sistemática desde hace años al no tener ningún riesgo y aportar grandes beneficios habiendo sido acogida de forma muy positiva por los usuarios.

Más artículos

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimos artículos