jueves, agosto 18, 2022

El tomate rosa de la Indiana una joya que se intenta recuperar

Leer más

El pasado miércoles 27 de julio en la Huerta Albalate, en Benalauría, tuvo lugar la presentación del Proyecto de Recuperación del Tomate Rosa de la Indiana de Ronda y de la Huerta Ecológica La 21, ambos proyectos impulsados desde la Asociación Montaña y Desarrollo/Universidad Rural Paulo Freire Serranía de Ronda.

El Proyecto de Recuperación del Tomate Rosa es una apuesta de la propia Asociación y del Banco de Semillas de la Serranía de Ronda, por acercar las variedades locales de huerta a todos los consumidores, basando su propuesta en el conocimiento del productor y en potenciar la venta directa y el contacto entre ambos. Este proyecto surgió realmente hace casi una década, cuando se puso en marcha el Banco de Semillas que inicialmente centró su trabajo en la búsqueda entre los agricultores de la Serranía de aquellas variedades que han sido cultivadas y conservadas en nuestro territorio desde siempre y que mantienen viva toda su carga genética y patrimonial.

La fase actual del proyecto pasa por la experimentación de una de esas variedades, en esta ocasión el Tomate Rosa, variedad recuperada de la Indiana, de Ronda, para su consumo y puesta en el mercado.

Una de esas fincas experimentales es La 21, en la zona conocida como Albalate, en el término municipal de Benalauría. Se da la circunstancia de que los propietarios de La 21 son una pareja de jóvenes emprendedores venidos desde La Línea, Jacobo García y Susana Gavira, que están poniendo a cabo un proyecto de huerta ecológica con técnicas de cultivo novedosas y que han sabido unir ambos proyectos en uno solo.

El pasado miércoles, tuvimos la ocasión de compartir la jornada con agricultores antiguos, con jóvenes emprendedores y con el sector de la restauración de la comarca representado por restaurantes como Bardal y la Escuela de Cocina El Golimbreo de Ronda, Restaurante Valdivia de Algatocín y Restaurante Los Delfines del Castillo de la Duquesa en Manilva. Todos ellos pudieron comprobar el mimo con el que Jacobo y Susana tratan a sus cultivos y la dedicación y el esfuerzo para ofrecer un producto de calidad al alcance de establecimientos y consumidores en general.

La Asociación Montaña y Desarrollo y el Banco de Semillas de la Serranía de Ronda agradecen la respuesta que tuvo la convocatoria de estas jornadas que sirvieron para acercar el trabajo de la huerta a personas de distintos ámbitos que apuestan por la calidad en la alimentación y en la producción y venta de productos de cercanía.

   

Más artículos

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimos artículos