Compartir

La Diputación de Málaga tiene prevista una inversión entre 2015 y 2019 de un total de 8,7 millones de euros en las carreteras de la Serranía de Ronda.  De esta cantidad, 2,8 millones de euros se destinan a su conservación y mantenimiento y a la mejora de la seguridad vial.

En este sentido, el diputado de Fomento e Infraestructuras, Francisco Oblaré, ha señalado que anualmente se destinan 350.000 euros para el mantenimiento de estas carreteras y otros 350.000 euros para la seguridad vial de las 29 carreteras adscritas a esta zona.

Además, se ha invertido 5,9 millones en proyectos específicos realizados en vías de esta comarca. Entre las obras más destacadas realizadas desde 2015 se encuentran el acceso Valle Genal Estepona- Genalguacil en la MA-8302 (900.000 €); el acceso a la Estación de Gaucín (250.000 €); el acceso de la MA-8300 a A-7 por Casares (300.000 €); la corrección del deslizamiento de la MA-8047 por Montecorto (250.000 €); la actuación en calzada, drenajes y cunetas en la MA-8301 Estepona- Jubrique (500.000 €); y el Fin de la ruta Cartajima-Júzcar-Faraján-Alpandeire en la MA- 7303/7301 (1’3 millones de euros).

No obstante, “se está realizando un esfuerzo tras las últimas lluvias que han afectado bastante a esta comarca”, ha precisado. En este sentido, ha recordado que la Diputación ha valorado en 1,5 millones de euros las actuaciones de reparación de los daños que se han producido en la red de carreteras provincial de la comarca de Ronda a consecuencia de las fuertes lluvias del pasado mes de octubre y que ha llevado a los operarios de las empresas de mantenimiento y conservación a actuar en más de una decena de vías afectadas por los últimos temporales, actuaciones que suponen un coste de unos 350.000 euros.

Además, está previsto que en un corto plazo de tiempo se pueda actuar en los desperfectos producidos en las inundaciones de diciembre de 2016, que afectaron también a esta zona, y cuya aportación depende del Gobierno de la Nación y que asciende a 2,1 millones de euros.

En general, los daños han consistido en desprendimientos, encharcamiento, inundación y acumulación de barro en la calzada, escalones laterales por arrastres, terraplenes afectados y caídas sobre el asfalto de muretes y cerramientos de particulares. Los trabajos desarrollados han dado prioridad a restablecer la circulación con seguridad por todas las carreteras, y se trabaja aún en la retirada de desprendimientos acumulados en los márgenes.

En la Serranía de Ronda, los problemas se han registrado fundamentalmente en la zona Estepona-Jubrique-Genalguacil y en carretera de Casares. Son cuatro carreteras: MA-8300 (de A-7 a Casares), MA-8301 (Estepona-Jubrique), MA-8302 (de MA-8301 a Genalguacil) y MA-8304 (de MA-8305 a Genalguacil). Además, han sufrido daños la MA-7401 (Indiana-Benaoján) y MA-8401 (Benaoján-Cortes de la Frontera).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here